sábado, 5 de diciembre de 2009

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Amores Imposibles (III) Primera parte



"Podremos ser amigos cuando deje de soñar con tus besos" .

- le dijo la lengua al sello.

Y el sello, como era tan plano, no entendió nada .

martes, 1 de diciembre de 2009


"Lo importante de este mundo es dejarse llevar por los años " .


"Yerma ", Federico Gª Lorca .
(Vecina 1ª,Acto III, Cuadro Primero )

lunes, 30 de noviembre de 2009

No juego más




No juego más
porque la piel duele al arrancarse
porque no soy de goma ni de seda
aunque me guste vender mi mercancía;
no juego más
porque ya he comprobado muchas veces
que las caracolas no tienen el mar dentro
sólo remedan su sonido
y porque el oído humano se lo inventa.

No juego más
porque algo mal debí hacer
para aburrir a todos
para inspirar a todos
(aquellos cuatro gatos de mi esquina )
que llegaron a saberse de memoria
mis patéticas pancartas
apoyadas en una débil ranura
que el viento acabó por derribar
como un cartel de ofertas caducadas.

No juego más
porque empiezo a estar cansada
de rescatar mi corazón de aquellos  charcos
de donde suele volver manchado y aceitoso
con la huella de una bota distinta .


Debe ser que estoy equivocada
no sé vivir , pero esto ya se sabe
desde aquellas tardes cutres del invierno
en que dejé de crecer por voluntad propia
desde aquellas mañanas  de aeropuerto
donde subí a esos  aviones atestados
que no me llevaron a ningún sitio .

No juego más
estoy resquebrajada
la luz es un invento necesario
pero será para mí a partir de ahora
me quedo con las velas y sus palos
me guardo  el tablero y las fichas
y hasta  la miel estéril de mi boca
el recuerdo ingrato de mi vida
que se juega sola
aunque no quiera.

domingo, 29 de noviembre de 2009

llueve con minúscula


Esta mañana me despertó el sonido de la lluvia, y entendí el dolor de mis costados.
Entre las sábanas suena más dulce ,aunque te haga desear cuerpos ausentes , manos más lejanas todavía;
pero es normal que así sea.
Así ha sonado siempre la tierra  , antes y mucho después de nuestro nacimiento.
Por eso , al igual que el resto de las criaturas, necesitamos acurrucarnos en la palma de la mano de los dioses , tan perversos como fértiles.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Media vuelta



Cuando me di la vuelta ya no estabas.
Ahora que ha pasado el tiempo, tengo la duda de si estuviste alguna vez.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Me rindo




Mira que me lo he dicho veces; que hay que cambiar de actitud.

Que así no vamos a ningún sitio.

Que la postura moldea el espíritu tanto como el espíritu a la materia; pues nada .

Suena el timbre , abro la puerta y ahí estoy yo otra vez, con la carpetita del contrato de por vida y un boli negro.

(El boli , para firmar el compromiso del cambio eterno, la hipoteca de la santa mejora; y es que yo también quiero un piso con vistas a horizontes tranquilos y autoestimas de granito; atardeceres rojos exentos de angustia y flipaderas baratas de amor por la vida ; todas esas cosas que hacen agradable el viaje , como cuando oyes hablar a Olga Bertomeu crees que la vida , en el fondo, es muy fácil , se puede "organizar " . Y yo, que soy una yonki de internet y de palabras , me lo creo todo, lo abrazo como abrazaría un dogma de fe , y entonces entiendo por qué hay sectas en el mundo ).

Y me dejo pasar  a mí misma hasta el salón , soy comercial de mi propio proyecto , adelante, te preparo un café.
Me lo tomo muy caliente y con galletas escocesas , de ésas que te llenan el paladar de un sabor como a prado de Cantabria pero te convierten el culo en una estepa sin fin ; y me digo a mí misma , sonriente, qué mal estoy , ahora tengo dos  bocas que alimentar en la red , tres en el plano físico y estoy aquí , repasando los planos de una casa derruida antes de construirse.
Y es que la inteligencia sirve para cosas buenas, pero también para destruir todo lo que toca , y tiene la mala costumbre de tocarlo todo.
Me digo a mí misma que quizá necesite ayuda , un programa de desintoxicación , no es normal no cumplir nunca los objetivos, entre ellos la colocación de un parterre de rosas sobre la puerta de entrada a mí misma , o la macetita de laurel en la ventana .
Qué va, nada de eso;
el comercial que soy yo se impacienta , sigue buscando excusas, y delante del espejo se rinde , lastimosamente , otro día más.
Al final no consigue venderme nada.
Así que sigo huyendo .